Ya sea por motivos de placer, negocios o académicos, el hospedaje en el sitio adecuado es clave para una experiencia inolvidable. En primera instancia, la clasificación de un hotel, así como las reseñas son un buen punto de partida para descartar posibilidades de acuerdo a la calidad de sus servicios.

Sin embargo, es importante recordar que aunque la clasificación de los hoteles se debe a ciertos estándares que deben cumplir para poder entrar en dicha clase (en muchas ocasiones marcado por estrella), no existe realmente un consenso internacional sobre cómo clasificar y calificar a los hoteles. Por lo tanto, ésta puede variar alrededor del mundo.

A tomar en cuenta

Siempre es importante tomar en cuenta la duración de la estadía, así como el propósito. Aunque la mayor parte del tiempo el hospedaje en un hotel suele tener una duración de algunas semanas hasta un par de meses, también existen algunas personas que se hospedan en hoteles por largos periodos de tiempo.

Es el caso del compositor Horacio Ferrer Ezcurra, de nacionalidad argentina, quien vivió en el exclusivo Alvear Palace Hotel en Buenos Aires por más de 30 años, hasta el día de su fallecimiento.

Aunque el inglés es una lengua aceptada internacionalmente en gran parte del mundo, es siempre importante recordar siempre qué lengua es la más utilizada en la ciudad que se visita, así como las divisas aceptadas e, incluso, los métodos de pago.

Por ejemplo, en algunos países, como Alemania, el uso de tarjetas de crédito no es aceptado en todos los establecimientos, por lo que es recomendado llevar siempre efectivo. Aunque algunos hoteles incorporan servicios de transporte, es de suma utilidad aprender a utilizar el transporte local para movilizarse durante la visita.

En el caso de países como Argentina, debido a su cercanía con la Antártida, es recomendable elegir sabiamente la época y área a la que se desea viajar.