Al viajar lejos de casa, encontrar el lugar adecuado para hospedarse es la mayor prioridad cuando se planea pasar varios días de visita.

Hoteles y otros establecimientos que ofrecen servicios similares de alojamiento, especialmente para viajeros, han existido desde la antigüedad. Aunque el origen de la palabra “hotel” está relacionado con el cuidado de los visitantes, como en la palabra hospitalidad, hoy en día, muchos hoteles proporcionan únicamente un sitio para hospedarse por un corto periodo de tiempo.

Los servicios que estos establecimientos proporcionan a sus huéspedes pueden variar enormemente dependiendo del tipo y el costo: los hoteles pequeños y de bajo costo suelen ofrecer únicamente hospedaje básico, es decir, una habitación para dormir.

Por otra parte, los hoteles más grandes y costosos pueden proporcionar servicios más exclusivos como equipamiento de oficina, restaurantes, centro de cuidado infantil, gimnasio y otras actividades deportivas, servicio a la habitación, entre otros.

Tipos de hoteles

El tipo de hotel resulta de gran importancia en el momento de elegir el sitio perfecto para hospedarse porque, además de la ubicación, hay que tener en cuenta el tipo de servicios y experiencia que se desean obtener. Entre los más populares se encuentran:

  • Hotel de lujo. También conocido como hotel de cinco estrellas, es aquel que cuenta con todos los servicios profesionales y personalizados, así como con su propio restaurante. Generalmente, se ubican en las mejores áreas de la ciudad y suele incluir actividades entre sus servicios.
  • Hotel económico. Ofrecen una cantidad de servicios muy limitada y básica.
  • Hoteles de paso. Son para estadías muy cortas, suelen ofrecer, únicamente, un sitio para dormir y un baño compartido.
  • Motel. De ‘Motor Hotel’. Suelen ser económicos y cuentan con acceso directo al estacionamiento.

Existen además, muchas otras clasificaciones temáticas. Hoteles que están especializados, mayormente, en el tipo de experiencia que ofrecen a sus huéspedes, como son los hoteles spa o balnearios, hoteles boutique, familiares, con casinos y muchos otros.